Saravia, de Proficio: “Sería bueno sincerar la política monetaria antes de que lo haga el mercado”

Diego Saravia Tamayo es ex gerente de Investigaciones Económicas del Banco Central de Chile. Hoy este destacado economista vive en Argentina, donde es director de Proficio, y habló con BANK MAGAZINE sobre el complejo equilibrio que debe tener el gobierno en la actualidad para controlar al dólar, la tasa de interés e inflación, en la previa electoral.

Por Mariano Jaimovich

-Ahora se vive una calma cambiaria, ¿qué considera que puede pasar con el dólar más cerca de las elecciones?

-El escenario base con el que trabajamos es un dólar planchado por unos meses más, muy probablemente hasta las elecciones. Mantener un tipo de cambio controlado ha sido prioridad del Banco Central y las presiones en el mercado cambiario se redujeron por varios motivos. El primero fue la mayor flexibilidad del Banco Central para intervenir en lo que se llamaba la zona de no intervención y la venta de dólares por parte del Tesoro. Por el lado de las fórmulas presidenciales, Alberto Fernández candidato a presidente y Pichetto a vicepresidente, también tranquilizó a la City, ya que, en el primer caso, los mercados asignaron una menor probabilidad a eventos extremos anti-mercado y en el segundo fue interpretado como una apertura política que mejoró las expectativas de lo que se podría hacer en una eventual reelección. Muy importante también es el ciclo internacional favorable. La Reserva Federal va a demorar más en normalizar su política monetaria, lo que es positivo para las monedas emergentes, incluida la Argentina. En resumen, todo esto nos lleva a considerar un escenario base, en ausencia de imprevistos, de relativa tranquilidad en los próximos meses.

-¿Cambia mucho el escenario si la fórmula Fernández-Fernández aventaja a la de Macri-Pichetto por 5 puntos en las Paso?

-Depende qué tan fuertes sean las señales que dé Fernández de un movimiento al centro y la gente que convoque a trabajar en el programa. Por otro lado, depende también de lo real que sea la apertura de Cambiemos. Si la composición de las fórmulas presidenciales no significa ningún cambio real, entonces los mercados van a seguir prefiriendo a Cambiemos y los resultados de las PASO generarían volatilidad. Ahora bien, el Banco Central cuenta con reservas para responder a dicha volatilidad sin que se produzcan saltos significativos en el valor del dólar y todo indica que va a evitar fluctuaciones notorias en el precio del billete estadounidense.

-¿Pueden seguir bajando las tasas de interés?

-La baja en la tasa de interés responde a los mismos factores mencionados antes que explican la tranquilidad del dólar. Bajaron casi 10 puntos porcentuales en las últimas semanas pero siguen en niveles altos. Estimo que por un tiempo pueden seguir bajando en una coyuntura relativamente tranquila, pero bueno, si bajan las tasas de las Leliqs el límite va a estar en un spread razonable sobre las tasas pasivas de los plazos fijos y estas últimas no parecieran que puedan bajar mucho sin que se trasladen a dólares, con lo que el Banco Central estaría cómodo y tendría que frenar la baja de tasas o subirlas. Esta política monetaria es sólo sostenible por unos meses.

“pero más pronto que tarde habrá que sincerar la política monetaria y sería bueno hacerlo antes de que lo haga el mercado”Diego Saravia Tamayo es ex gerente de Investigaciones Económicas del Banco Central de Chile, director de Proficio

-¿Y después?

-Hay un sendero optimista que es que aumente la demanda de pesos, se normalice la tasa de interés de los pasivos remunerados del BCRA y que el rescate de las Leliqs se extienda en el tiempo sin mayores sobresaltos. Éste es el camino que bancos centrales del mundo han seguido para reducir stocks de pasivos remunerados, y algunos de ellos tenían un stock mucho más grade que el argentino. Ese sendero es casi imposible antes de las elecciones y no lo veo muy probable después de las mismas. Para esto se necesita un aumento muy significativo en las expectativas de la economía y Argentina tiene un par de años por delante complicados en la parte fiscal. En tanto, los otros caminos implican alguna combinación de devaluación, y en caso más extremo, canje de plazos fijos por un bono y/o control de cambios.

-¿Qué medidas podría tomar el Banco Central para afectar positivamente las inversiones?

-Una política de bajar tasas tendría efectos en el dólar e inflación. El camino seguido por el BCRA es el de tasa alta y dólar relativamente planchado. Para la actividad sería mejor tasa más baja y dólar más alto, pero existe el riesgo de que se produzcan volatilidades cambiarias con efectos negativos para el Gobierno en los resultados de las elecciones y en la inflación. Dado que el Banco Central ya eligió su camino,  considero que unos meses más se puede seguir caminando entre cristales. Pero más pronto que tarde habrá que sincerar la política monetaria y sería bueno hacerlo antes de que lo haga el mercado.-

Ver nota