Dólar: ¿es momento de comprar o es mejor invertir en plazo fijo?

El típico ahorrista argentino suele comprar dólares cuando sube en lugar de hacerlo cuando baja, pero la pregunta es si hoy es un buen momento para hacerlo.

“Ahora el dólar no puede atrasarse mucho. Durante mayo prácticamente no varió y la inflación fue 3,1%, lo que significa que se apreció en términos reales cerca de 3%. Por eso considero que la velocidad crucero del dólar debería ser similar a la inflación, digamos 2,5% mensualMiguel Zielonka, de Econviews.

El tema, a su juicio, es que el mar no siempre está calmo y el dólar acelera o desacelera (respecto de la velocidad crucero) en función de los mercados globales y de la política local.

“Para el que tenga compromisos en pesos de corto plazo no tiene sentido dolarizar por el costo de entrar y salir, y porque el rendimiento de tasa en pesos es atractivo. Para el que quiera tomar una decisión de más largo plazo, me inclino por buscar el lado seguro y dolarizar en estos niveles, al menos parcialmente”, sugiere la mano derecha de Miguel Kiguel.  

Ignacio Abuchdid, presidente de InvertirEnBolsa, indicó que el peso argentino se está comportando con una correlación cercana a 1 respecto del resto de las monedas de los países emergentes, patrón que se empezó a observar a partir de que el BCRA  anunció libre intervención en el mercado de cambios: “La diferencia entre Argentina y el resto de las economías emergentes es su tasa de interés. Mientras que la primera está en torno al 65% el resto oscila alrededor de 5% y 7%”.  Desde su óptica, si Argentina no hace en el corto plazo una reducción sustancial de la tasa es esperable que el peso continúe el incipiente proceso de apreciación que se empezó a manifestar en las últimas ruedas.

“Mi sensación es que hasta octubre tendremos un peso fortaleciéndose de seguir esta tendencia de mejora en imagen y encuestas para el oficialismo”, completa Abuchdid.

Alejandro Henke, director de Proficio Investment, agrega que los futuros de dólar cayeron $ 7 desde sus máximos y desde que el FMI  le permitió al BCRA intervenir con mayor cantidad de reservas hay una especie de seguro de cambio, al saber que el billete no se va a ir muy para arriba, aunque siempre sujetos a movimientos de Estados Unidos. “No lo veo dispararse, y en la medida en que se consolide la probabilidad de que el actual gobierno sea reelecto, el billete y el riesgo país van a bajar, aunque puede subir por un mal resultado en las PASO, ya que si la fórmula de los Fernández se impone por 3, 4 o 5 puntos dejará cierta incertidumbre por cómo se desarrollará todo en las elecciones de octubre”, alertó Henke.

“Para el que tenga compromisos en pesos de corto plazo no tiene sentido dolarizar por el costo de entrar y salir, según especialistas.”

De todos modos, a su criterio, es un buen momento para comprar dólares si alguien quiere estar tranquilo, aunque resalta que “el que compra para especular quizás lo pueda buscar un poco más abajo todavía”.

Mariano Sardáns, CEO de FDI, remarcó que al mirar el tipo de cambio multilateral sigue estando alto: “Ahora, con la estabilidad política, lo más probable es que el dólar va a crecer mucho menos que la inflación, e incluso va a crecer mucho menos que la tasa de interés que hoy se consigue en títulos por CER, que pagan más de 20 puntos por arriba de la inflación, o plazos fijos que rinden 55%. Como el dólar se empieza a desinflar, no es momento de comprar billetes, es mejor colocar  a tasa de interés, que le va a ganar al dólar,  como viene sucediendo últimamente”.

A Augusto Quiñones, de First Capital Group, le parece un buen momento para comprar, la estabilización de los fundamentals producida por la baja de la incertidumbre política, y la política de sesgo intervencionista del BCRA le dio un respiro grande al dolar: “Como viene la mano en la Argentina, estas ventanas que se abren no suelen durar mucho, por lo que es una oportunidad para los que buscan cobertura de riesgo de tipo de cambio”.

Ver nota completa