Henke, de Proficio: “El mercado piensa que puede haber una eventual reestructuración de la deuda externa”

La incertidumbre política está dominando el mercado, por eso Alejandro Henke, director de Proficio Investment y ex director del Banco Nación, habló con BANK MAGAZINE para brindar su panorama respecto a las alternativas que se abren para los inversores y los bonos argentinos.

Por Mariano Jaimovich

-¿Cómo ve la situación actual del país?
-El país está atravesando un escenario financiero plagado de incertidumbres respecto del accionar de un eventual gobierno de Alberto Fernández, que es el candidato al que se le asigna la mayor probabilidad de vencer en las próximas elecciones. A la histórica propensión de los argentinos de refugiarse en dólares en tiempos eleccionarios se le suma una duda que se ha instalado (a pesar de varias aclaraciones en contrario del propio Fernández) respecto de una eventual reestructuración de la deuda externa.

-¿Cómo ve la situación a nivel cambiaria?
-Ya hemos mostrado en trabajos anteriores la existencia de reservas suficientes como para contener una corrida contra el peso derivada del desarme de posiciones de activos del sector público e incluso de una parte importante (similar a la experimentada en crisis anteriores) de las posiciones de plazos fijos (en pesos y dólares). Hasta hoy, el aumento del precio de la divisa que se produjo después de las PASO y de algunas confusiones sobre declaraciones del candidato opositor o sus referentes económicos ha podido ser administrado por el BCRA y se mantiene entre los 55 y 60 pesos por dólar.

-¿Qué puede ocurrir con los bonos?
El mercado de bonos argentinos en cambio no cuenta con un “comprador” con reservas suficientes como para garantizar que los precios no caigan debajo de cierto nivel, y las dudas del mercado respecto de una posible reestructuración (que a menos que sea respaldada por un cierto porcentaje de bonistas se trata de un default) parecen no despejarse. Posiblemente hasta que un candidato ya electo anuncie con claridad que pasos seguirá el país al respecto.
Nos encontramos pues con un mercado de activos del sector público con precios muy deprimidos que se ha trasladado, incluso, las Letes y Lecap que emitió el actual gobierno y vencen antes de la primera vuelta. Es imposible predecir qué va a suceder y sólo reinan las especulaciones. Para aquellos que saben qué riesgo toman, puede ser un mercado lleno de oportunidades.

-¿Y las tasas de interés?
-Los bonos y letras ofrecen tasas altas. En la medida que se vayan pagando las letras seguramente las tasas de estos instrumentos caiga.

-¿Hay oportunidad de inversión?

-Si el candidato opositor logra convencer al mercado de que efectivamente no se encamina a una reestructuración forzada, las paridades (hoy deprimidas) de los bonos subirán significativamente. ¿Otra oportunidad? Para quienes no quieren tomar ningún riesgo aún a costa de sacrificar cualquier rentabilidad, lo aconsejable es que se queden en dólares.-

Leer en Bank Magazine