Canje de LEBACS por LETES: ¿El precio de la codicia?

El Ministerio de Hacienda licitó hoy unos U4S 422 MM de Letes (con vencimiento en 379 días) a una tasa nominal anual del 5,5%. La novedad fue el “debut” de la posibilidad de suscribirlas con LEBACs, en línea con el ya anunciado esquema de fortalecimiento del balance del BCRA que pretende disminuir la vulnerabilidad a la que está expuesto el Banco Central por tener que renovar periódicamente un alto y creciente stock de pasivos monetarios remunerados

De los 422 MM emitidos, 295 son producto del canje por LEBACs. Algunas especulaciones de analistas proyectaban un monto de canje mas elevado. ¿Sabor a poco entonces? ¿O la tasa de canje de LEBAC por LETES (al tipo de cambio de ayer) resultó bajo? ¿O el “instrumento” (LETE en dólares) no es apetecible? El mercado de cambios de los próximos días irá dando respuestas. 

Mas allá de estas especulaciones, el problema de primer orden al que se enfrentó el país fue evitar que la salida de capitales que impulsó la devaluación no se transformara en una verdadera crisis cambiaria (cuando la gente es dominada por el “pánico” y busca “refugiarse a cualquier costo” en el dólar). 

Para evitarlo el Gobierno y el Banco Central implementaron una serie de medidas (licitaciones diarias de dólares, aumento de encajes, aumento de la tasa de LEBACs en pesos, etc.) orientadas a generar una mayor demanda de activos en pesos y que han ido estabilizando el mercado de cambios durante la semana. 

Creemos que lo mas importante de la licitación de hoy es la información que el Gobierno y el Banco Central pudieron extraer respecto de la tasa (hoy rondó el 60% en el mercado secundario) a la que la “codicia” por mantener LEBACs en pesos es mas fuerte que la “pulsión” por dolarizarse aún a tasas del 5,5%

El Gobierno y el Banco Central saben ahora que, a partir de las medidas adoptadas, al menos a estas tasas los inversores prefieren permanecer en pesos, dato relevante para superar la corrida cambiaria. En la medida que el mercado de cambios se siga estabilizando, las tasas para incentivar la tenencia de activos en pesos deberían tender disminuir. Esta precondición (mercado de cambios estabilizado y tasas a la baja) permitiría que el esquema de reducción del alto stock de LEBACs (aproximadamente una base monetaria), pueda comenzar a materializarse con mas rapidez

De esta forma el BCRA estará mucho menos vulnerable a la presión de renovar periódicamente sus pasivos monetarios remunerados lo que, sumado al compromiso de no financiar al Tesoro, le permitirá fijar un sendero ordenado y creíble de crecimiento de los agregados monetarios. Una vez recuperada plenamente la credibilidad en la autoridad monetaria, será el tiempo de utilizar las metas de inflación como ancla.